Enfermedades por riesgo químico

CCOO advierte que el 40% de las enfermedades laborales se deben a la exposición a productos químicos, perjudicando gravemente tu salud

RECONOCER para PREVENIR

Enfermedad profesional

¿Qué es la enfermedad por riesgo químico?

Riesgo químico es aquel susceptible de ser producido por una exposición no controlada a agentes químicos. Entenderemos por agente químico cualquier sustancia que pueda afectarnos directa o indirectamente (aunque no estemos efectuando nosotros mismos las tareas). Una sustancia química puede afectarnos a través de tres vías de entrada: inhalatoria (respiración esta es, con muchísima diferencia, la principal), ingestión (por la boca), dérmica (a través de la piel).

¿Qué trabajos pueden incurrir en riesgo químico?

Generalmente cualquier tarea que implique manipulación de sustancias químicas (no hace falta que la estemos desarrollando personalmente): actividades docentes y de investigación en laboratorios, tareas de soldadura (humos), operaciones de desengrase, operaciones de fundición, operaciones básicas (destilaciones, rectificaciones, extracciones), limpiezas con productos químicos, aplicación de plaguicidas, etc… Cada producto o sustancia puede ser capaz de provocar uno o más efectos en el organismo. No obstante y de forma ilustrativa, podemos clasificar los que producen daños a la salud en los que son:

– Tóxicos.

– Muy Tóxicos.

– Nocivos.

– Sensibilizantes.

– Irritantes.

– Cancerígenos.

– Mutágenos.

– Tóxicos para la reproducción.

– Disruptores

Si necesitas más información, puedes descargar nuestro tríptico sobre riesgo químico aquí.