Enfermedades respiratorias

CCOO advierte que las enfermedades respiratorias laborales perjudican gravemente tu salud, incluso matan

RECONOCER para PREVENIR

Enfermedad profesional

¿Qué son las enfermedades respiratorias?

Las enfermedades respiratorias se consideran enfermedad profesional cuando se puede establecer una relación causal entre el trabajo y la aparición de la enfermedad. Dentro del espectro de las enfermedades de origen ocupacional, las del aparato respiratorio son de las más frecuentes, circunstancia fácil de comprender, debido a que es el órgano que tiene mayor interacción con los agentes ambientales.

Se calcula que una persona trabajadora con una jornada laboral de 40 horas semanales inhalaría aproximadamente unos 14.000 litros de aire en sus vías respiratorias; por tanto las sustancias inhaladas durante ese tiempo son capaces de provocar casi todos los tipos de enfermedad pulmonar crónica. La prevalencia de esta clase de enfermedades es muy elevada.

Esto nos lleva a que la dimensión que ocupa la patología respiratoria ocupacional es preocupante, no sólo por las cifras que se conocen, sino porque muchas de estas enfermedades son subdiagnosticadas y por tanto los factores que las determinan pueden persistir y aumentar si no se toman las medidas adecuadas. Todas las llamadas enfermedades respiratorias, son diferentes combinaciones de unos cuantos síntomas: Tos, mocos, flemas, dificultad respiratoria,… Síntomas que manifiestan el intento del organismo para librarse de las sustancias tóxicas acumuladas a lo largo del tiempo.

Tipos de enfermedades profesionales respiratorias

 Origen infeccioso asociado a microorganismos como: Virus, Bacterias y Hongos.

Origen mecánico-obstructivo debido a la exposición a los contaminantes de la atmósfera,

Origen alérgico como una respuesta inmunológica debido a compuestos como el polen, polvo etc.

Causas de las enfermedades respiratorias

Las reacciones que se producen en las vías respiratorias se dividen en tres categorías principales:

• Las provocadas por fibras y partículas que se depositan en el conducto respiratorio, enfermedades como la asbestosis o la silicosis.

• Los agentes naturales y sintéticos que pueden provocar enfermedades respiratorias de tipo alérgico como: asma, rinitis o alveolitis.

• Las sustancias irritantes del aparato respiratorio, como humos, cloro, polvo etc…

Si necesitas más información, puedes descargar nuestro tríptico sobre enfermedades respiratiorias aquí.